lunes, 9 de febrero de 2009

No days off

Pienso habitualmente sobre la dificultad de concebir productos visuales nuevos, de verdad originales, en los que los conceptos no constituyan únicamente revisiones de otros anteriores. Quizás el trabajo de No Days Off, que rescatan en Revolver Lover, se aproxime a este hecho. El caso es que me sorprenden sus juegos cromáticos y compositivos en proyectos de diferente naturaleza y soporte.